La informante israelí

La informate israelí, Anat Kamm, filtró 2.000 documentos militares clasificados que obtuvo durante su servicio en la Fuerza de Defensa Israelí. Maryam Omidi se adentra en un debate entre la seguridad nacional y el interés público.

El caso

En octubre de 2011 la periodista Anat Kamm fue condenada a cuatro años y medio de prisión por filtrar 2.000 documentos militares clasificados que obtuvo durante su servicio en la Fuerza de Defensa Israelí (FDI). Los documentos, entregados al periodista de Haaretz, Uri Blau, revelaban que la muerte de dos militantes palestinos a manos de las fuerzas de seguridad israelíes en la Ribera Occidental (Cisjordania), violaba una sentencia sobre asesinatos selectivos dictada por la Corte Suprema en 2006.

El Ministro de Justicia expresó que el caso era “excepcionalmente grave”, puesto que los documentos contenían detalles de planes militares. Tras la filtración, Kamm fue puesta bajo arresto domiciliario secreto por espionaje, y el tribunal impuso una orden judicial para impedir que los medios informaran sobre el caso o la orden de censura. No obstante, la historia fue publicada en los blogs y medios de comunicación extranjeros.

Opinión del Autor

Al igual que todas las fuerzas de seguridad del mundo, el ejército israelí no está exento de crítica. Si bien existen razones por las cuales la información clasificada no debería ser desvelada, para garantizar la seguridad pública por ejemplo, cada caso de filtración debiera estudiarse por separado. En este caso concreto, la decisión de Kamm de sacar a la luz documentos que demostraban la violación de una decisión de la Corte Suprema fue acertada. La información era de interés público y los medios de comunicación tenían derecho a informar sobre ello.En este caso las autoridades evitaron el debate sobre la legitimidad de la filtración con una orden judicial, lo cual podría disuadir en un futuro a que los periodistas cubran este tipo de historias sensibles sobre el ejército israelí. Pero la cobertura de la historia por parte de medios de comunicación extranjeros hizo que la censura informativa fuese aún más ridícula, poniendo de relieve la frecuente inutilidad de las medidas cautelares en un mundo globalizado como es el nuestro.

- Maryam Omidi

Lee más:


Comentarios (2)

Google Translate proporciona traducciones mecánicas. Éstas proporcionan una idea aproximada de lo que ha escrito el contribuyente y por ello, no debieran interpretarse como una traducción sutil y precisa. Léelos teniendo esto en cuenta.

  1. Surely «the public interest» is not necessarily the most telling criterion. I have the greatest admiration for whistle-blowers, but there is often more than one way to achieve one’s noble aim. The theft or disclosure of military documents was illegal. But again, illegality is not a sacrosanct principle to be observed at all times. I would have advised this fine young woman to try other ways before resorting to the extreme measure she decided on.

  2. I agree that it is entirely ridiculous for Kamm to have been given a jail sentence for this «crime» as the information was unquestionably in the public interest

    The issue here is not whether the information that was leaked contained military plans, but that the IDF acted in defiance of a supreme court ruling and in doing so demonstrated their belief that they are above the law. This belief violates one of the most basic tenants of democratic society; that no one is above the law, be they civilian, politician, or military body.

    The worrying decision to impose a super-injunction on the case suggests that important elements within Israeli society may agree that the IDF should not be held accountable for their actions.

    The Israeli people, have the right to know about this kind of conduct to allow them to make informed decisions at the ballot box.

Deja un comentario en cualquier idioma

Puntos destacados

Ir a la izquierda para ver todos los destacados.


Debate sobre la Libertad de Expresión es un proyecto de investigación del Programa Dahrendorf de Estudios para la Libertad en el St Antony's College de la Universidad de Oxford. www.freespeechdebate.ox.ac.uk

Universidad de Oxford