Los tweets racistas de un estudiante

Liam Stacey, un estudiante de 21 años, fue sentenciado a 56 días de prisión por poner comentarios racialmente ofensivos en Twitter, escribe Maryam Omidi.

El caso

En marzo de 2012, el estudiante Británico Liam Stacey fue sentenciado a 56 días de cárcel por poner comentarios racialmente ofensivos en Twitter. Los comentarios estaban dirigidos al futbolista de los Bolton Wanderers Fabrice Muamba, quien había colapsado durante un partido después de un paro cardiaco. Un número de usuarios de Twitter criticaron a Stacey por la naturaleza racista de sus comentarios; él respondió con ocho adicionales tweets “abusivos y con insultos.”

Cuando las noticias de los comentarios de Stacey se empezaron a expandir, el joven de 21 años alegó que su cuenta había sido hackeada. Él incluso intentó borrar su página. Cuando fue interrogado por la policía, él dijo que había estado borracho en el momento en que trinó. De acuerdo con el blog del Servicio de Enjuiciamiento de la Corona, Stacey fue acusado de una ofensa racialmente agravada bajo la sección 4ª del Acta de Orden Público de 1986. Bajo esta disposición, una ofensa puede ser racialmente agravada si causa “acoso intencional, alarma o angustia”. La sentencia ha iniciado debates en los medios y en las redes sociales, algunos apoyando la decisión judicial de hacer de Stacey un ejemplo, mientras que otros han llamado el castigo excesivo. Thomas Hammarberg, ex comisionado de derechos humanos del Consejo de Europa, criticó la sentencia como desproporcionada: “Los políticos están perdidos sobre cómo… proteger la libertad en el internet y al mismo tiempo tener regulaciones contra [problemas tales como] el discurso de odio y pornografía infantil.”

Opinión del Autor

Aunque yo creo que el racismo es inaceptable y los tweets de Stacey revelan que se trata de un individuo bastante desubicado, la racionalidad detrás de esta dura sentencia parece un poco enlodada. Sus tweets pudieron haber sido desagradables para otros usuarios de Twitter pero dudo que se hayan sentido acosados, alarmados o angustiados. Condenar a Stacey bajo el Acta de Orden Público hace necesaria la pregunta: ¿cómo afectó él el orden público?

A mi me parece que hay dos razones detrás de la sentencia desproporcionada. En primer lugar, como sugiere Hammarberg, las autoridades todavía están tratando de entender la diferencia entre lo virtual y lo real. Pero una segunda razón, y tal vez la más significativa, fue el impresionante contraste entre el futbolista de 23 años luchando por la supervivencia y un estudiante de edad similar aprovechando el momento para poner comentarios racistas y peyorativos. El colapso de Muamba ha generado un amplio apoyo del público y por la misma medida, los tweets de Stacey han generado repulsión. Es difícil no pensar que la decisión del juez estaba de alguna forma influenciada por la naturaleza tan pública de estos eventos.

- Maryam Omidi

Lee más:

Deja un comentario en cualquier idioma

Puntos destacados

Ir a la izquierda para ver todos los destacados.


Debate sobre la Libertad de Expresión es un proyecto de investigación del Programa Dahrendorf de Estudios para la Libertad en el St Antony's College de la Universidad de Oxford. www.freespeechdebate.ox.ac.uk

Universidad de Oxford